Ilusiones Perdidas: duelo perinatal

hy_eva_duelo

Ilusiones Perdidas: duelo perinatal

La muerte de un ser querido es un acontecimientos de ésos que te marcan con un antes y un después; un golpe tan violento que te sacude por completo y remueve tu interior; un dolor tan intenso y profundo que entumece, paraliza y aletarga. Para enfrentarlo recurrimos al apoyo de familiares y amigos; para superarlo, lloramos, gritamos, expresamos nuestras emociones; para consolarnos recurrimos a la fe, a los grupos de apoyo y, sobre todo, al recuerdo de la persona que se fue y los momentos que vivimos con ella.   Pero cuando el ser amado que se muere todavía no había nacido nos enfrentamos a una pena difícil de enfrentar, superar y consolar porque nos deja con los brazos vacíos y el corazón lleno de ilusiones. El bebé muchas veces no tuvo nombre, no quedan fotos, ni recuerdos… nada que pueda avalar su existencia mas que en la imaginación, en las expectativas y en los proyectos de sus papás.

El proceso de duelo gestacional y perinatal tiene características específicas y es muy diferente al de otros tipos de pérdida. Es un duelo que no es públicamente reconocido ni expresado y, muchas veces, desautorizado, ignorado o minimizado.

Para ayudarnos a entender mejor este proceso, hoy nos visita Guadalupe Álvarez Gándara, Subdirectora de Atención Psicosocial y de Proyectos Especiales en la Asociación Tech Palewi, A.C. Ella es especialista en intervención en crisis, cuidados paliativos, manejo de duelo y atención a víctimas de desastres, emergencias humanitarias y violencia. Es Tanatóloga con diplomados en Logoterapia y Análisis existencial y en Intervención Clínica Humanística en ámbitos hospitalarios. Es responsable del Programa de Atención a Padres y Madres y familias que enfrentan la muerte de un hijo, y ha coordinado la atención a víctimas en emergencias nacionales.

Su Asociación, Tech Palewi, está comprometida con el desarrollo de México y con el fortalecimiento psicosocial de su gente. Se especializa en el desarrollo de estrategias y modelos de intervención psicosocial en ámbitos de atención y prevención de violencia, atención a víctimas, desarrollo social y comunitario y reparación del tejido social.

Añadir a favoritos el permalink.

12 Comments

  1. Gracias por abordareste tema, muy silenciado, pues se piensa que el perder a un hijo o hija en etapa de gestación o a los meses de nacido le resta importancia. y no es así, pues se van con ellos las ilusiones y todo un proyecto de vida. Perder a un bebé en etapa de gestación es muy doloroso porque la mujer está en una etapa de absoluta felicidad, espera dar vida y llega la muerte, es muy fuerte este suceso, incluso a nivel cerebral y hormonal

  2. Felicidades por el programa y más por la invitada!!! Les enviamos un abrazo desde Eca-Grupo de Apoyo ante pérdidas gestacionales y de la niñez temprana.

  3. A la persona que dice que si lo que se pierde en etapa de gestación es un hijo, no se si ha estado embarazada , creo no, porque de ser así si lo entendería

  4. Hola, buen día, se que este tema va generar muchas pasiones, sobre todo con las mujeres pues se van a defender hechos que han pasado, solo quiero que recuerden que nadie experimenta en cabeza ajena y me parece acertado que se hagan preguntas como las están haciendo ya que a este tipo de cosas, nos enfrentamos en una perdida y puede sonar crudo pero es la realidad, yo como anécdota cuando le ocurrió a un hermano sobre estime el dolor de su perdida y no supe lo que el sentía hasta que desgraciadamente lo viví en carne propia, para mi fue un infierno el cual visite después de que mi hermano lo hizo

  5. Soy Instructora en psicoprofiláxis perinatal egresada de la salle me gustaría saber como ayudar a aquellas alumnas que en medio de curso pierden a sus bebés cómo ayudarlas más a fondo y me gustaría tomar un curso como tanatologa perinatal hay posibilidad de tomarlo contigo?

  6. ¿Cuándo suben el podcast para quienes no pudimos escucharlo por estar en el trabajo?

    • Hola, gracias por ponerte en contacto con nosotros. En unos momentos más tendremos el podcast listo 😉

      • Gracias mil, ya lo vi, pero estoy en el trabajo 🙁 Por la tarde lo escucho y con gusto lo comento. Saludos.

      • Hola, buen día.
        Ante todo muchas gracias por abordar el tema en su programa.
        Debo decir que me siento decepcionada, creo que los responsables del formato debieran designar un titular que haga las veces de mediador porque es muy desagradable que en momentos todos hablan al mismo tiempo, para quienes escuchamos (porque no podemos verlos) es difícil comprender lo que dicen con tanto alboroto. Además considero una falta de respeto hacia la especialista al interrumpirla constantemente y no permitirle exponer su tema. Entiendo perfecto que ella lo acepte pues son tan pocos los espacios, no que se ofrecen, sino que los especialistas consiguen para hablar sobre este tema, que de ninguna manera se atreverá a perder la oportunidad de volver al programa para poder hablar de éstas pérdidas nuevamente.
        Por otro lado les suplico encarecidamente hagan algo con ese micrófono ya que al caballero (que fue el más coherente con sus comentarios) apenas se le podía escuchar.
        Concuerdo con el comentario de Monia en el sentido de que es ofensivo que nos pretendan decir “a partir de cuándo un hijo se puede considerar un hijo”, sin embargo discrepo en que “se necesita haber estado embarazada para entender”. De ahí parte todo y no lo comprendieron, ni tampoco invitaron a la sociedad a verlo del modo más sano, lamentablemente pasaron gran parte del programa debatiendo cómo entender el dolor ajeno (que si a partir de cuándo duele, que si es o no cultural, que si lo que pierdes no es un hijo sino una ilusión) y emitiendo juicios.
        Yo no le pido a nadie que trate de entender con la cabeza sino simplemente que me escuchen con el corazón. Si quieren entender algo con la cabeza entiendan entonces que nada de lo que digan (incluido el “échale ganas”) ayuda al doliente a generar más serotonina.
        Acompañar al doliente es más de hacer que de decir, si alguien sufre o llora lo más sano es invitarle a expresar su dolor, tomar su mano, abrazarle, llorar con él/ella, NO salir huyendo de la habitación; son acciones que se agradecen mucho y que nos hacen sentir menos solos.
        Literatura sí hay, y mucha, me parece que no buscaron lo suficiente o en los lugares correctos. “La cuna vacía” fue el primer libro que leí al respecto y me ayudó enormemente a comprender mis duelos (el reciente, y el patológico de mi primer pérdida hace 7 años). También hay blogs, artículos, y muchas madres y padres escriben libros a respecto de sus pérdidas.
        Para madres/padres, familia, pero sobre todo para profesionales yo recomiendo mucho la guía del SES, es lo más completo que he encontrado en nuestro idioma (por supuesto en inglés también hay mucho escrito) y además es de descarga gratuita, con gusto aquí les comparto el enlace:
        http://saludextremadura.gobex.es/documents/19231/562422/libro+duelo+SES.pdf
        Hay una expresión que escuché en un programa de radio “El tanatólogo se debe quitar los zapatos frente a unos padres en duelo por respeto a su dolor” (más o menos así va), creo que eso expresa muy bien mi punto, es decir, no pretendas ponerte en mis zapatos; puedes intentarlo, pero con respeto, porque aunque tú hayas perdido también a tu bebé jamás vas a comprender mi dolor, cada duelo es único y personal porque nosotros y nuestras circunstancias son distintas siempre a las de los demás. Mejor “descálzate”. Les dejo también la liga a ese programa por si gustan escucharlo:
        http://www.marthadebayle.com/sitio/md/radio/perdida-hijo/
        Insisto, no emitan juicios, no pretendan medir el dolor de nadie, o como dicen en los grupos de apoyo: “no midan el dolor por el tamaño del ataúd”.
        Aplaudo que mencionaran el tema del aborto voluntario porque considero que hay una similitud; yo digo “cuando esperaba todos esperaban conmigo, ahora que falleció mi bebé todos me han dejado sola”, en el caso de quienes toman su propia decisión pasa un poco lo mismo “cuando vivía todos me animaron a hacerlo, ahora que ha muerto nadie me apoya con las secuelas”. A lo que voy es a que la sociedad nos juzga y le da un valor a la vida de mis bebés sin importarle el valor que les doy yo. En mi primer pérdida tuve un aborto por embarazo anembrionico, en el hospital me trataron con desprecio pues asumieron que yo había tomado la decisión de abortar, cuando los médicos leían mi expediente cambiaba su semblante pues se daban cuenta que no había sido voluntario, y como yo estaba llorando me decían “Ya, ya; lo puedes volver a intentar el próximo año”, es decir, cuando asumieron la pérdida como mi decisión la vida de mi bebé era valiosa para ellos y haberla acabado me convertía en una mala madre, pero cuando descubrían que no había sido mi decisión minimizaban la vida de mi bebé y decían “solo fue una bolsa vacía ya tendrás otro”, para mis oídos eso fue como “no había nada así que no llores y cualquier día te llega el reemplazo”… ¿Hace 5 segundos su vida era muy valiosa y me odiabas por “terminarla” y ahora me dices que no valía nada?
        Lo mismo hace esta mujer al pretender etiquetar a partir de dónde o cuándo nos debe doler o no, o a partir de dónde o cuándo se debería considerar a mis hijas como mis hijas. No es una “abogada del diablo”, ella es solo una muestra de lo que constantemente enfrentamos los dolientes (de ahí que nos aislemos).
        En cuanto a sí es o no un deber del hospital devolver el cuerpo del bebé no hay nada establecido, al menos hasta donde yo conozco, en ninguna NOM o Guía de práctica clínica. Además, debido a la violencia obstétrica (que la tenemos tan normalizada) tampoco aplican el permitir ver al bebé en el único caso que conozco que es la Guía de óbito fetal con feto único del IMSS, es decir, se pasan la Guía por donde mejor les parece y no permiten a la madre despedirse de su bebé.
        Concuerdo en que es importante “correr la voz” porque esto es un tema de salud social, las consecuencias de estos duelos están muy poco estudiadas precisamente por lo invalidado (“como era un bebé no debe dolerte o al menos te recuperarás muy pronto, al fin no tuviste tiempo de encariñarte” (Sí, aunque suene absurdo eso es lo que escuchamos de la sociedad, eso es lo que escuché en su programa con esta señora tratando de “entender” y no de aprender).
        Por último, efectivamente los protocolos faltan, de hecho urgen. Aquí mi propuesta y en las actualizaciones pueden leer la razón por la cual la hago.
        https://www.change.org/p/enrique-pe%C3%B1a-nieto-ang%C3%A9lica-rivera-de-pe%C3%B1a-ssa-cndh-imss-issste-stps-profedet-servicios-de-salud-de-calidad-e-implementaci%C3%B3n-de-protocolos-por-p%C3%A9rdidas-gestacionales
        Termino como inicié: gracias por abordar el tema, es importante hablarlo para formar redes de apoyo para los dolientes, si entendemos que no es necesario que comprendamos cuánto o exactamente por qué le duele a alguien su dolor para poder acompañarle (así haya muerto su mascota, perdido su empleo, mudado de casa o muerto un ser amado), sino que basta con escuchar y validar habremos hecho mucho por nuestros semejantes. Saludos y gracias por leerme.

      • Muchas gracias por tus comentarios, los tomaremos en cuenta, ya que para nosotros lo más importante es brindarles a todos ustedes la calidad de programa que se merecen.

  7. Veronica Sanchez Macin

    Claro que pierdes un hij@, pierdes ilusiones… mi bebe estaba completamente formada, sana, 39+6 semanas, muere por negligencia, por soberbia y maltrato… ella perdio su vida, la mataron; yo perdi a mi hija, y la ilusion de su compañia, supongo que la ilusion de la presencia de los “muertos” se vive con cada persona que se va, ejemplo, si muere mi mama y esta proxima mi boda, pierdo su compañia en la boda, que conozca a sus nietos, que acompañe mi vida con su presencia… se pierde la ilusion de “compartir la vida” con quien amas…

  8. Veronica Sanchez Macin

    El comentario de normalizar la vida y el dolor a partir de la existencia fisica y longeva y considerarla “real”a traves de los ojos de alguien a quien no le interesa y no tiene un vinculo emocional con “alguien” no ayuda.
    Yo creo en la evolucion y entender que la “vida” (de todo organismo, en terminos biologicos, fisicos y quimicos, ya no digamos sociales y culturales) es tan compleja y que por ser nuestra unica oportunidad hace que la muerte precoz sea tan abrumadora… es cierto, nuestra unica certeza de vida es saber que moriremos, es la unica condicion de un ser vivo…

Comentarios cerrados